LA ACADEMIA MALAGUEÑA DE CIENCIAS: AYER, HOY, MAÑANA

Fernando Orellana Ramos

Academia Malagueña de Ciencias

Con ilusión renovada, particularmente tras haber celebrado el “Encuentro de Academias 2022” con ocasión del “150 Aniversario de la Sociedad/Academia Malagueña de Ciencias”, retomamos hoy la publicación de artículos breves, de carácter divulgativo, escritos por los académicos específicamente para el blog de la Academia Malagueña de Ciencias (AMC). Este tipo de trabajos que hemos iniciado en marzo de 2018, se van produciendo a lo largo del año, al mismo ritmo que se publican de forma periódica -preferentemente cada sábado-, sin responder a una planificación concreta, y versan sobre aquellos asuntos en los que cada académico desee escribir y de los cuales es profundo conocedor.

En años anteriores hemos venido iniciando esta actividad en el blog coincidiendo con la inauguración del curso académico. En esta ocasión lo vamos a vincular a las recientes celebraciones que hemos vivido y que marcan un hito en la historia de la AMC. La inauguración oficial del curso académico 2022/2023 se celebrará el miércoles 19 de octubre de 2022, en sesión académica pública que se iniciará con la  conferencia de la profesora Lola Pons Rodríguez titulada: «La recepción jocosa de Nebrija. El maestro y su retrato interesado«.

Pero la AMC no ha permanecido inactiva durante los meses de verano, tras la clausura del curso académico 2021/22, pues han sido varios los acontecimientos que han determinado la continuidad de la actividad. Un hito importante acaecido el pasado verano ha sido la publicación en el BOJA, a principios del mes de agosto, del Decreto que regula las Academias en Andalucía; un decreto muy esperado pero que, finalmente, ha generado gran polémica, motivando la convocatoria de un pleno extraordinario de todas las Academias andaluzas y reuniones de cada una de ellas por separado.

No es ocioso señalar que durante el mes de septiembre hemos vivido numerosas actividades, como es el apoyo al 44º Congreso de la Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular, la participación en el jurado de los premios Málaga Investigación, la presencia en la inauguración del curso académico en la UMA, la representación en la entrega de los premios Ciudad de Málaga, la celebración de la Jornada de Geoarqueología de Alcaucín en la que el académico Dr. Ricardo A. Salas de la Vega representó, con autoridad y acierto, a la AMC.

Pero, tal y como indiqué unas líneas más arriba, el acontecimiento más importante que hemos vivido ha sido el “Encuentro de Academias 2022” en el que hemos estado acompañados por los representantes de las academias de Andalucía y del resto de España, así como universidades y colectivos socioculturales. El objetivo central de este encuentro ha sido realizar una reflexión compartida sobre el papel que las academias pueden y deben desempeñar en el siglo XXI. Sin renunciar a un pasado del que podemos sentirnos orgullosos, de servicio a la sociedad desde los sólidos principios de rigor científico, espíritu crítico, excelencia, divulgación del conocimiento y defensa de la libertad e igualdad, queremos escuchar y debatir las opiniones autorizadas expresadas por los representantes de las demás academias presentes en el acto. Han sido tres jornadas cargadas de emoción y recuerdo a cuantos nos han precedido en esta noble tarea de divulgar el conocimiento científico desde la independencia y con el rigor científico que ha hecho de estas instituciones un referente fiable para toda la sociedad.

Inauguración del «Encuentro de Academias 2022» celebrado en el salón de actos del Rectorado de la UMA. De derecha a izquierda: Antonia Infantes Molina (UMA), Fernando Orellana Ramos (presidente de la AMC), José Ángel Narváez Bueno (Rector Magnífico de la UMA), Jesús María Sanz Serna (Presidente de la Junta Rectora del Instituto de España y Presidente de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de España), Miguel Briones Artacho (Delegado Territorial de: (1) Desarrollo Educativo y Formación Profesional, y (2) Universidad, Investigación e Innovación, de la Junta de Andalucía en Málaga).

Durante los días 29 y 30 de septiembre, y el sábado 1 de octubre hemos estado reunidos en la sede del Rectorado de la Universidad de Málaga debatiendo sobre el pasado, presente y futuro de las academias, atendiendo a las palabras de Su Majestad el Rey Felipe VI relativas a la importancia que tienen las academias en la sociedad actual. La jornada del sábado la hemos vivido con emoción profunda visitando los pabellones expositivos del Museo de Málaga, guiados por la amable mano de su directora María Morente, comprobando la importancia y la huella que ha dejado la Sociedad Malagueña de Ciencias en el estudio de la prehistoria de nuestro entorno provincial. No solamente se trata de materiales de inmenso valor expositivo, sino también del desarrollo de una metodología científica, basada en el análisis estratigráfico, para el estudio de restos arqueológicos en unos tiempos en los que no se había desarrollado dicha estrategia en España. Los científicos vinculados a la SMC/AMC establecieron contacto con arqueólogos de otros países para aplicar aquellos métodos, atrayendo la atención de numerosos estudiosos europeos que centraban sus investigaciones en las sociedades paleocuaternarias. Así podemos destacar las aportaciones al estudio del entorno fisiográfico y geológico de Domingo de Orueta. Los estudios de Eduardo J. Navarro (1838-1919) -que fue presidente de la SMC en 1877 y publicó un trabajo de referencia sobre la Cueva del Tesoro de Torremolinos en 1884 en pleno debate sobre “creacionistas y evolucionistas”-, y de Miguel Such Martín (1889-1945) -quién descubrió la cueva de Hoyo de Mina en 1917 excavándola a partir de 1918-.


Hemos tenido ocasión de realizar la clausura de las jornadas en el salón de actos de dicho museo con una magistral conferencia del Profesor Francisco Novo que disertó sobre el nacimiento de las academias y su evolución en Europa. Para dicha clausura nos honró con su presencia el Viceconsejero de Turismo, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, Víctor González, quién tuvo palabras amables y de reconocimiento a la historia y trayectoria de la AMC, así como para sus actuales miembros con los que ha tenido ocasión de compartir algunas sesiones durante el tiempo en el que fue diputado provincial en Málaga.

No oculto la satisfacción que nos produce el hecho de haber podido contar con un Comité de Honor encabezado por S. M. el rey Felipe VI, junto al que figuraba el presidente de la Junta de Andalucía, el alcalde de Málaga, el rector magnífico de la Universidad de Málaga, el presidente de la Diputación de Málaga y presidentes o directores de las academias cuyo ámbito territorial incluye Málaga. Así mismo el presidente del Instituto de España y el del Instituto de Academias de Andalucía.

No ha sido menor la importancia de las colaboraciones establecidas con la Fundación General de la Universidad de Málaga y la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación y la Consejería de Turismo, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía. El impulso del patrocinio de la Fundación Málaga y Fundación La Caixa ha sido fundamental para el desarrollo de las jornadas. En materia de organización me es muy grato mencionar las aportaciones realizadas por la Fundación General de la Universidad de Málaga (FGMUA), particularmente en su Director General, Diego Vera Jurado, y la Coordinadora Académica de Investigación, Antonia Infantes Molina.

De importancia capital ha sido la lectura de la “Declaración de la AMC, sobre las Academias en el siglo XXI” presentada por el presidente de la AMC:

1.- Existe el firme propósito de renovar nuestras instituciones, adaptándolas al tiempo actual y cuidando especialmente la incorporación más efectiva y real de la mujer a las tareas académicas y a sus puestos directivos, y la renovación generacional de sus nóminas.

2.-  Las Academias, al servicio de la Sociedad y los ciudadanos, tienen plena vigencia en el siglo XXI y continúan siendo absolutamente útiles y necesarias para el progreso material, intelectual y solidario de los ciudadanos y estructuras sociales. Aportando conocimiento y espíritu crítico, que son indispensables para la libertad y la consolidación democrática.

3.- Constatamos la necesidad de un marco legal y reglamentario adecuado y coherente. Del establecimiento de un registro estatal de Academias, tutelado por el Instituto de España. Del establecimiento de un registro de Academias en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

4.- Hacemos un llamamiento para que exista una financiación adecuada de las Academias. Estableciendo un régimen de subvenciones dependientes de la administraciones públicas, dignas, justas y suficientes y favoreciendo el patronazgo mediante una actualización de la “Ley de Mecenazgo”, la creación de fundaciones y el reconocimiento del carácter de utilidad y servicio público de nuestras Corporaciones, permitiendo con ello la aportación social en el escrupuloso respeto a nuestra independencia y rigor.

5.- Nos comprometemos a trabajar juntos, coordinados y sumando esfuerzos. Diseñando el futuro según la recomendación de S.M. el rey: “Vuestro carácter independiente que os otorga una capacidad de acción singular, permite abordar proyectos y programas de actuación desde criterios propios y también compartidos con otras entidades como las Universidades, Centros de Educación Superior, las Administraciones y, por supuesto, las demás Academias españolas». Así mismo, Organismos Públicos de Investigación (OPIs) y otras entidades culturales.

6.- Nos comprometemos a trabajar en pro de mejorar la comunicación de nuestra actividad y la divulgación del conocimiento, el rigor y el ajuste a la verdad. Incrementando y mejorando la presencia en los medios de comunicación y redes sociales, de una forma rigurosa pero asequible y adaptada a las nuevas tecnologías y formas sociales de comunicación.

Para concluir estas jornadas hemos celebrado “La Noche Europea de los Investigadores” en la sede de la Fundación CUDECA con una vista al Instituto de Estudios e Investigación “Yusuf Hamied”.

Nos toca mirar al inmediato futuro y nos proponemos una serie de metas que -en cierta manera han sido reflejadas como inquietudes en las diversas intervenciones durante las pasadas jornadas, particularmente por parte de las académicas María Isabel Lucena, Encarnación Fontao, Esther Cruces y Mercedes Siles-, podemos reflejar en los siguientes puntos: (1) Adaptar los Estatutos a la normativa que regula la actividad de las Academias; (2) Impulsar la cooperación con los sistemas de calidad científica utilizados por las agencias de la Administración Pública; (3) Potenciar el uso de las nuevas tecnologías de comunicación social, buscando un mayor impacto en las redes sociales; (4) Estimular la digitalización de los archivos, así como planificar la mejor organización de los archivos digitales en origen;  (5) Inducir un mayor dinamismo en la transferencia de conocimiento y la divulgación científica; (6) Fortalecer las vías para generar una mayor imbricación con la sociedad; (7) Analizar la forma más apropiada para la creación de una Fundación vinculada a la AMC; (8) Estudiar el desarrollo de programas divulgativos/educativos que mejor encajen en el concepto de Microcredenciales (certificación de programas breves de aprendizaje); (9) Promover la renovación generacional de la nómina; (10) Favorecer las políticas de igualdad puestas en práctica en el seno de la AMC.

Así pues, animados por los impulsos recibidos a lo largo de las jornadas de encuentro de las academias, tenemos la firme determinación de seguir adelante con nuestros objetivos, buscando la mejor manera de prestar un servicio de excelencia a la sociedad, propagando el conocimiento científico desde la perspectiva del máximo rigor, amparados por la independencia propia que otorga el pensamiento crítico desde posiciones altruistas, que permitan incrementar la fiabilidad que la AMC tiene para la sociedad.

8 comentarios en “LA ACADEMIA MALAGUEÑA DE CIENCIAS: AYER, HOY, MAÑANA

  1. Enhorabuena a la AMC por estas jornadas que hacen justicia al trabajo realizado a lo largo de sus 150 años y muy especialmente a quienes las han hecho posible. En estas jornadas se ha mostrado como las academias y en particular la AMC siguen estando vivas, como un instrumento muy adecuado para hacer de puente entre la ciencia y la sociedad. Con su manera de trabajar, con su servicio a la sociedad, la AMC se incorpora a este nuevo paradigma, hacia el que está evolucionando responsablemente el mundo científico, y que comienza a ser conocido como “ciencia ciudadana”. Enhorabuena.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias Dr. Soriguer por tus palabras. Ciertamente nos podemos sentir orgullosos por la trayectoria de la AMC a lo largo de estos 150 años, con sus altibajos pero siempre con el rigor que imprimieron sus fundadores y que ha hecho de las academias instituciones fiables para la sociedad. Como sabes, intentamos mantener la vigencia y vitalidad que la sociedad espera de nosotros, adaptándonos a los tiempos y tratando de incorporarnos a las corrientes de divulgación del conocimiento impulsadas por las agencias, nacionales y europeas, que pretenden incorporar a la población a la generación de ciencia con su participación, por ejemplo, como observadores de la naturaleza.

      Gracias por tu permanente compromiso con la AMC y por los impulsos que recibimos en estas entradas que realizas en el blog.
      Fernando Orellana Ramos

      Le gusta a 1 persona

  2. Hemos podido comprobar en estos días que la Academia Malagueña de Ciencias es algo vivo y en crecimiento constante, como aquella Sociedad Malagueña, cuyo aniversario acabamos de celebrar, que nació hace 150 años del empeño de personas ilustradas e inquietas, preocupadas por la búsqueda del conocimiento y el servicio a la sociedad. Quiero felicitar muy especialmente a quienes de una u otra forma han colaborado en la preparación de estos actos que, me consta, es algo que exige mucho trabajo y dedicación. Felicidades a todos.

    Le gusta a 3 personas

    1. Efectivamente, Dr. Cabrera Pablos, han sido jornadas muy emocionantes por el nivel de las aportaciones -como la tuya- que nos han permitido orientar nuestro discurso de cara al futuro. La participación de los representantes de academias hermanas, han permitido analizar la perspectiva de fturo que cada una de ellas tiene en el ámbito de sus responsabilidades y cometidos.

      Sin duda el Encuentro de Academias 2022 ha sido un éxito y es gracias al esfuerzo de muchos -instituciones y personas-, que han contribuido para que su desarrollo alcanzara los objetivos que nos propusimos con su convocatoria.

      Gracias Paco por tu permanente compromiso con la AMC y la solidez de tus comunicaciones que están siempre fundamentadas en el rigor de la innumerable cantidad de documentos consultados antes de armar tu discurso.
      Fernando Orellana Ramos

      Le gusta a 1 persona

  3. Sin duda, tras la lectura de este post, se puede percibir la vigengia que tiene el discurso de la Academia Malagueña de Ciencias. Ese decálogo de intenciones y previsibles acciones que miran al futuro, es logico interpretar vuestra gonviccion de que las academias no son entidades decimononicas que se recrean en su pasado en lugar de mirar al futuro. La asunción de objetivos que están en linea con las propuestas de actuacion de los organismos cientificos que forman parte del sistema I+D+i, es una clara muestra del deseo de la AMC de prestar un sergicio útil y de excelencia a la sociedad.

    Os felicito por vuestro trabajo altruista y vuestra capacidad de adaptarse a los tiempos y a los modos de divulgar que tiene la sociedad moderna. Suerte en los siguientes 150 años de vuestra segura existencia. Las nuevas generaciones que accedan a esta institución que acumula tanto talento, tendrán un claro referente en vuestro trabajo.

    Le gusta a 4 personas

    1. Muchas gracias Manuela por tus palabras. Te agradezco también el hecho de ser una asidua a nustras sesiones, lo cual te permite tener la perspectiva que reflejas en esta entrada en el blog.

      Tratamos de ofrecer a la sociedad un programa de actividades en el que participan científicos y tecnólogos de primer nivel. Por nuestros estrados pasan investigadores de todas las áreas del conocimiento que disertan sobre asuntos de gran actualidad. Esto nos exige mantener este nivel de particpación para que la Academia mantenga el prestigio y rigor del que siempre ha disfrutado.

      Gracias por tu amable comentario.
      Fernando Orellana Ramos

      Le gusta a 1 persona

  4. Te felicito Fernando por la claridad expositiva con la que has narrado el desarrollo del #EncuentroDeAcademias2022 que ha resultado tan fructífero. No menos interesante es el DECÁLOGO de iniciativas que ha propuesto la Academia Malagueña de Ciencias mirando al futuro. Son propuestas muy ilusionantes y que acercan, de manera incuestionable, la institución a la sociedad, participando en atención a sus capacidades en el sistema I+D+i.

    Recordar la palabras de S.M. el Rey Felipe VI no es ocioso, más particularmente en relación con la celebración del emcuentro que acabamos de celebrar. La AMC tiene una larga trayectoria de actividad altruista, expandiendo el conocimiento científico y participando directamente en su desarrollo. Hemos podido ver en el Museo de Málaga la huella que la SMC/AMC ha dejado en el estudio de restos arqueológicos desde el mismo momento de su fundación. Es un ejemplo que nos debe de impulsar a mantener este nivel de imbricación en el sistema científico desempeñando el papel que en cada momento nos toque.

    Felicidades pues por exponer de forma diáfana un horizonte al que debemos mirar con ilusión. Ciertamente las academias no son instituciones obsoletas, antes al contrario y buena prueba de ello es la AMC que posee una pujanza y una vitalidad envidiable. Procuremos pues llegar a la mayor cantidad de población interesada en participar de nuestras actividades.

    Le gusta a 3 personas

    1. Muchas gracias, Dr. Díaz-del-Río, por tus palabras. El «decálogo» de iniciativas que queremos desarrollar de cara al futuro es fruto de esa ilusión que ponéis todos los académicos por actualizar nuestro discurso y tratar de llegar al mayor numero de ciudadanos posible.

      No es menor la importancia del uso de las RRSS, como sabes bien en tu papel de «Social Media» de la Academia, pues es una herramienta que tiene mucha fuerza y alcance. Gracias a nuestras incursiones en las RRSS hemos podido llegar numerosas personas que se han visto interesadas por nuestra divulgación.

      Tomemos ejemplo del pasado al tiempo que miramos con decisión e ilusión el futuro. Es trabajo de todos y en nuestra determinación para alcanzar esos objetivos está nuestra fuerza y la fuerza de la academia.
      Fernando Orellana Ramos

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s