FELICES COINCIDENCIAS. COMPROMISO FIRME E INELUDIBLE.

Fernando Orellana Ramos

Academia Malagueña de Ciencias

Alcanzamos la culminación de un curso pleno de felices circunstancias y celebraciones. La alegría de ver mejorar la relación social y de festejar aniversarios, que nos hacen mirar al pasado con memoria agradecida y orgullo por lo conseguido, por quienes nos han precedido al servicio de la sociedad, nunca nos debe llevar a la autocomplacencia sino, al contrario, a ser un acicate para contraer un firme compromiso de reflexión, autocrítica y entrega para el presente y el futuro

Apertura del Curso Académico 2021/2022

Aun sin haber sido controlada totalmente, la pandemia COVID-19 ha evolucionado a un estado sanitario y de relaciones sociales mucho mejor, fruto, en buena medida, de los avances científicos y tecnológicos, de la entrega de muchos colectivos (sanitarios, investigadores, servicios sociales, etc.) y a una notable autodisciplina social. Hemos de celebrarlo, aunque también hemos de reflexionar sobre la oportunidad perdida para haber cimentado una mayor solidaridad y tolerancia frente a quienes son o piensan diferente, lo que nos habría ayudado a construir un mundo algo mejor.

El indiscutible crecimiento de la ciudad de Málaga en prestigio y centro de atracción turística, tecnológica y cultural también es motivo de satisfacción. Sin embargo, hemos de mejorar algunos aspectos como la baja renta per cápita -la más baja en toda España entre ciudades de su nivel- y el altísimo porcentaje de empleos en sector servicios y bajo nivel de retribución. Hemos de tener una actitud positiva y exigente para una mejor y más justa distribución de la riqueza generada en todos los colectivos ciudadanos.

Málaga da pasos, con una encomiable sintonía entre responsables de distintas administraciones, unidos en un objetivo de servicio común -independientemente de procedencias ideológicas- en la preparación de la candidatura de nuestra ciudad para albergar la Exposición Internacional de 2027 preparada con el lema “La era urbana: hacia la ciudad sostenible” y que en las redes sociales se identifica con la etiqueta: #ExpoMálaga.

Hemos de admitir, sin embargo, que en el cuidado del medio ambiente y de los recursos naturales estamos muy lejos del desiderátum. En cuidado, protección y desarrollo sostenible del medio marino, el territorio y el agua dulce. Necesitamos recuperar, o mejor dicho, poner en valor, nuestra íntima relación con la mar, por la que secularmente ha venido la cultura, la riqueza y la tolerancia cosmopolita de una sociedad que no se entiende sin ella.

La protección y conservación de la naturaleza y la gestión sostenible de los recursos naturales, son ejes sobre los que debe de pivotar la investigación científica y el desarrollo tecnológico en las ciencias de la naturaleza. (Izquierda) Peñón del Cuervo (Málaga). Un entorno marítimo terrestre que ejemplifica el uso que hacemos del medio litoral. Una zona de recreo muy frecuentada por la población que se encuentra muy próxima a una importante industria cementera. (Derecha) Entorno a la presa del Guadalhorce. Un retrato del territorio con el referente crucial del agua.

#CienciaesCultura es otra de las etiquetas que la Academia Malagueña de Ciencias viene utilizando en sus redes sociales y que ya es seña de identidad digital en sus mensajes. Afortunadamente Málaga, es una provincia con una clara vocación de modernidad y su capital es una flamante ciudad que ya asume que la Ciencia también es Cultura. En pocos años ha experimentado un singular incremento en el número de Museos de muy elevado nivel expositivo, habiendo desarrollado actos culturales de muy diversa naturaleza, tanto desde la perspectiva de una cultura convencional como de las nuevas y ricas formas y maneras de vivirla. Sin embrago, hace falta encontrar la forma de impulsar una mayor unión y sincronía entre la cultura, la ciencia y a la tecnología.  Pero hemos de señalar una de las mayores carencias actuales que, sin embargo, hemos disfrutado durante casi un siglo y que por una serie de avatares hemos perdido: un Museo de la Ciencia. A día de hoy, quizás sería mejor dar a este espacio expositivo un concepto moderno y más propio de un museo del siglo XXI, proponiendo un Museo de la Ciencia y Tecnología, que permitiera compatibilizar tanto el pasado industrial, científico y tecnológico de los últimos siglos como, especialmente, el apasionante presente y futuro que se abre ante nuestros ojos.

Sesión interacadémica celebrada el lunes 30 de mayo de 2022, dedicada al medio ambiente natural y urbano.

Hace 50 años se creaba una institución que, sin duda, ha sido el elemento troncal de la transformación, siempre a mejor, experimentada por nuestra provincia.  Fruto de una demanda firme y decidida, a la par que respetuosa, de toda la sociedad malagueña se consiguió crear la Universidad de Málaga (UMA). A pesar de su “juventud” es hoy una corporación de enorme prestigio, competitividad  e influencia, incardinada en la sociedad civil y sectores económicos, que tiene un inmenso potencial de investigación, trasmitiendo un caudal de conocimiento de excelencia científica, y que sin lugar a dudas transfiere sus beneficios a toda la sociedad. Su indiscutible actividad hace realidad el lema de su aniversario: “Presente en tu MAÑANA”.

Le agradecemos efusivamente a la UMA que haya contado con la Academia Malagueña de Ciencias en la Comisión de Honor del 50º Aniversario. Una comisión de honor presidida por S. M. el rey don Felipe VI, que también nos honra presidiendo el Comité de Honor del 150º Aniversario AMC.

Como bien reconoce la web creada por la UMA para celebrar tal efemérides, la entonces Sociedad Malagueña de Ciencias estuvo muy involucrada en la creación de nuestra Universidad y especialmente su Biblioteca General. Recomiendo especialmente leer el discurso de la Dra. Adelaida de la Calle, entonces rectora, pronunciado hace 10 años en la clausura de nuestro curso académico, con motivo del 40º Aniversario de la UMA. La Dra. de la Calle es también académica de la AMC, como lo han sido los últimos rectores (Profesores Díez de los Ríos y Narváez Bueno).

Conferencia del profesor Javier Laserna en la solemne sesión de clausura del curso académico 2021/2022: «La misión MARS 2020. Retos en el Planeta Rojo».

En la Asamblea General del pasado 27 de junio nuestra Academia se ha aprobado, por unanimidad, otorgar la PLACA DE HONOR AMC (máxima distinción que otorga la Academia) a la Universidad de Málaga en reconocimiento a sus ingentes e inmarcesibles servicios prestados a Málaga y a la entrañable relación forjada durante estos 50 años con la AMC, plasmada en diferentes convenios y acciones conjuntas.

Reclamamos a nuestras autoridades un mayor apoyo y financiación a la Universidad pública de Málaga para que, desde el espíritu crítico, el rigor y el trabajo, siga sirviendo a Málaga.

Y de forma intensa y singular celebramos, en 2022, los 150 años de la creación de la Sociedad Malagueña de Ciencias, transformada en 2002 en Academia. Un puñado de personas puso en marcha esta institución al servicio de la ciencia, Málaga y los ciudadanos. Nuestra corporación ha sido pionera en muchas cosas, entre otras en incorporar a las mujeres a su nómina asumiendo responsabilidades estratégicas en la dinámica de la institución. En los próximos meses desarrollaremos una serie de actos que iremos detallando y que se iniciaron a finales de 2019 con una exposición sobre nuestros fondos documentales y bibliográficos y un ciclo de conferencias, interrumpido por la pandemia COVID-19.

Celebración del Día del Instituto de las Academias de Andalucía el 23 de abril de 2022 en el Oratorio de San Felipe Nery (Cádiz)

El acto central será un “Encuentro de Academias” a celebrar en Málaga entre los días 29 de septiembre y 1 de octubre, al que animamos a inscribirse. Contaremos con las intervenciones de los presidentes de la Junta Rectora del Instituto de España y del Instituto de Academias de Andalucía, excelentes ponentes, y miembros de la academia.

Con el deseo, estimado lector, de un feliz descanso estival reafirmamos el compromiso firme de la AMC de seguir trabajando por la ciencia al servicio de la ciudadanía y por un mundo mejor.

5 comentarios en “FELICES COINCIDENCIAS. COMPROMISO FIRME E INELUDIBLE.

  1. Muy buena síntesis de la evolución de la ciudad a través de ese importante nexo de unión con su Universidad y de las perspectivas que se abren, desde la situación actual tan favorable desde el panorama de la Ciencia y Tecnología, Cultura al fin y al cabo.
    Artículo denso y oportuno, que refleja el excelente momento que vivimos como AMC y la importancia, cada vez más significativa, que tenemos en la Sociedad a la que pertenecemos.
    Enhorabuena, por el texto y el papel que desarrollas en esta destacada tendencia, de la Academia.

    Le gusta a 1 persona

  2. Magnífica síntesis de lo que ha sido el presente curso académico, extraordinariamente dinámico a pesar de las carencias y problemas derivados de la dichosa pandemia. Me uno sin paliativos a la necesidad, y petición a quien corresponda, de un Museo de la Ciencia y la Tecnología: asignatura pendiente a pesar de los esfuerzos de la AMC. Mis felicitaciones a la Junta de Gobierno en general y a su presidente en especial por su constante trabajo. Feliz verano a todos.

    Le gusta a 1 persona

  3. Enhorabuena Fernando, perfecta revision del año académico, poniendo en valor los logros e incidiendo en las mejoras de la ciudad. Como indicas hay que trabajar por mejorar, nuestra ciudad merece un museo de ciencia y tecnología del S. XXI, no en vano hemos sido y somos una ciudad tecnologíca además de una ciudad abierta al turismo.

    Me gusta

  4. Me uno a la enhorabuena por tu dirección y empeño a favor de la Ciencia; de que la ciencia es Cultura con mayúsculas; de dar visibilidad a las necesidades que las administraciones deben considerar para seguir haciendo de la ciencia un pilar básico para el bienestar humano en Málaga y Andalucía; de la necesidad de que los niños y jóvenes cuenten con un lugar, museo, al que ir a emocionarse y abrirles oportunidades sin sesgos de género o sexo, animando su espíritu a los descubrimientos y a las soluciones de los problemas que plantean los seres vivos y de la naturaleza, pero también las estrellas y el cosmos…
    Y como se ha demostrado con la utilidad social de la UMA en solo 50 años, intentaremos desde la Academia mostrar en este 150 aniversario que también se puede ser útil siendo crítico, abriendo caminos y apoyando una cultura que no descalifica y que busca sinergia, colaboración y cooperación con la ciencia para progresar.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s