SMC/AMC: UN CAMINO CON 150 AÑOS DE HISTORIA

150 ANIVERSARIO SMC/AMC

Fernando Orellana Ramos

Academia Malagueña de Ciencias

El pasado lunes 4 de octubre de 2021, hemos celebrado la apertura del curso académico 2021/2022 con un solemne acto que ha tenido lugar en el auditorio Edgard Neville de la Diputación Provincial de Málaga. Las circunstancias que han rodeado esta ceremonia han sido muy diferentes de aquellas a las que nos obligó la pandemia de corona virus en los últimos años y que, afortunadamente, parece que estamos comenzando a superar. Recuperamos así una vida académica en la que los actos culturales y científicos han estado caracterizados por la presencialidad, por las sesiones públicas, por la divulgación científica en las salas con asistentes, por los coloquios, las exposiciones, la vida habitual tal y como la conocemos y como siempre la hemos vivido.

Esta recuperada forma de vivir la Academia Malagueña de Ciencias nos permite albergar grandes esperanzas y fundadas ilusiones para poder conmemorar, como la efeméride se merece, un hito del que la Academia Malagueña de Ciencias se siente muy orgullosa y que son sus 150 años de historia dedicada al fomento y divulgación de la ciencia en Málaga. Este hecho es fruto de la desinteresada dedicación de muchas personas que han dedicado su vida a la ciencia y las humanidades y que, de forma altruista, han dirigido gran parte de sus esfuerzos a impulsar aquellos nobles objetivos que se han impuesto los notables fundadores de esta corporación científica que ya goza de fuerte implantación en la provincia de Málaga.

Inauguración del monumento a los miembros de la familia Orueta

Estoy seguro de que son muchos los malagueños que habrán encontrado en nuestras actividades y vías de divulgación del conocimiento científico (Redes Sociales, Web,  Boletín de la AMC, Volumen III “A Ciencia Cierta”, Monografías, etc.), importantes fuentes de información que habrán enriquecido de alguna manera sus vidas. Al menos con esa ilusión desarrollamos nuestras actividades tratando de alcanzar la mayor cantidad de población. Son pues 150 años de existencia, de camino recorrido, a lo largo del cual hemos ganado experiencia y hemos disfrutado del impulso recibido por la ciudadanía y por numerosas instituciones privadas y del Estado, lo que es un importante combustible que activa nuestra maquinaria creativa en un intento de acercarnos aún más a la población, invitándoles a disfrutar del apasionante mundo de la ciencia y de los beneficiosos efectos que causa la adquisición de conocimiento para la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía. La experiencia acumulada llena así de significado nuestra realidad cotidiana y nos permite otear la senda que hemos de seguir para conseguir un mundo más próspero.

Así, podemos establecer un cierto paralelismo de nuestra trayectoria con las palabras que pronunció en su discurso de ingreso como Académico de Honor, el arquitecto Dr. Manuel Gallego Jorreto -cuyos muchos merecimientos han sido reconocidos con numerosas distinciones, dos veces Premio Nacional de Arquitectura, Medalla de Oro de Arquitectura, Académico de Honor de la Real Academia de Bellas artes de Galicia, entre otras menciones-, durante la reciente sesión de apertura de curso académico: “Los seres vivos en su proceso de adaptación van modificando el medio a la vez que se va adaptando a él. Las construcciones que hacen son modificaciones del medio. Construir lo necesario para vivir es una explicación lógica, pero el ser humano va más allá. Ortega nos lo precisa: el hombre es “el único animal que hace necesario lo superfluo”, no solo busca lo necesario para vivir, busca también lo grato, lo cómodo, lo placentero, lo bello y hace necesaria esa búsqueda. La vida va creando lazos entre el mundo físico y el construido por el ser humano. Se acumulan experiencias, las memorias y la nueva llena de significado nuestra realidad. Así se van construyendo convencionalismos sociales, culturales, tradiciones y modas que condicionan nuestras decisiones y provocan los cambios que la vida produce. En su quehacer el hombre no persigue solamente hacer un marco más idóneo para vivir los demás, porque también en ello, en su hacer va su felicidad y satisfacción.”

Desde el año 1872, año de la fundación de la Sociedad Malagueña de Ciencias Físicas y Naturales posteriormente transformada en Academia Malagueña de Ciencias, la sociedad española ha experimentado profundos cambios a los que ha sabido adaptarse, particularmente desde su integración a las estructuras europeas. Así también lo han hecho las corporaciones científicas sin ánimo de lucro, como las academias, dinamizadas por los propios impulsos que le han imprimido los académicos que en cada momento se han ido incorporando a la prestigiosa nómina que acredita a las propias instituciones.

Sesión de presentación de la exposición OTROS MUNDOS, EL PACÍFICO EN MÁLAGA.

En este afán por mantener viva la llama que encendieron los socios fundadores, la AMC continúa ofreciendo un interesante programa de actividades divulgativas que se concreta en cada curso académico y que, singularmente, se ha mantenido durante este año a lo largo de la temporada estival.  Así, hasta el 31 de julio estuvo abierta en la sede de la Sociedad Económica de Amigos del País la exposición “Otros mundos, el Pacífico en Málaga”. En su inauguración hemos contado con la presencia del alcalde y del presidente de la Academia Malagueña de Ciencias, así como el de la Sociedad Económica de Amigos del País de Málaga y de la Fundación Málaga. La presencia del propietario de los objetos expuestos, Juan Carlos Rey Salgado, nos permitió disfrutar de las explicaciones que nos ofreció sobre algunas singularidades del material expositivo obtenido a lo largo de su estancia en la Melanesia, siendo entonces embajador de la Unión Europea. De importancia capital ha sido el impulso dado por el comisario de la muestra, oceanógrafo y académico Dr. Juan Antonio Camiñas Hernández, que supo gestionar con acierto esta exposición logrando atraer una enorme atención de los malagueños, como así lo atestigua el elevado número de visitantes que ha tenido.

También, el 13 de agosto pudimos inaugurar un monumento erigido en los jardines de Cortina del Muelle en honor a tres notables miembros de la familia Orueta: Domingo de Orueta y Aguirre, Domingo de Orueta y Duarte y Ricardo de Orueta y Duarte. El monumento se encuentra frente a la que, durante muchos años, fuera su residencia familiar y en cuya fachada principal el Excmo. Ayuntamiento ha colocado una placa del programa “Málaga hace historia” promovido por su Área de Cultura. En sendas leyendas -monumento y placa-, se recuerda el papel fundacional desempeñado por Domingo Orueta y Aguirre y su importante contribución al conocimiento de la Geología de España, y de la provincia de Málaga en particular -con especial mención al estudio de las peridotitas que componen el sustrato del recién declarado Parque Nacional Sierra de las Nieves-. No menores son los méritos de su hijo Domingo de Orueta y Duarte que también dedicó su vida al estudio de la Geología llegando a alcanzar puestos relevantes en la gestión de los recursos geológicos y mineros de España. También ha sido fundamental el papel desempeñado por Ricardo de Orueta y Duarte en la protección y conservación del Patrimonio Histórico, artístico y monumental en España. Su empeño en la protección de dicho patrimonio es, a día de hoy, una referencia obligada.

Miembros de la familia Orueta junto al monumento compuesto por un fragmento de peridotita y una base de acero.

Más recientemente, el 22 de septiembre, la AMC organizó una sesión académica en homenaje a Joan Hunt, fundadora de CUDECA, fallecida hace pocas fechas. Un justo reconocimiento al que se sumó la Universidad de Málaga, el Colegio Oficial de Médicos y los demás colegios profesionales que integran UPROSAMA, la propia Fundación CUDECA, Delegación de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Ayuntamiento de Málaga (equipo de gobierno y concejales) y otras entidades. Un acto muy emotivo y concurrido  que es todo un símbolo de la estrecha relación existente entre las administraciones públicas y los colectivos de la sociedad civil.

Mencionar, por último, la celebración de “Noche Europea de los Investigadores 2021” -el viernes 24 de septiembre- que ha tenido tres sedes en Málaga, una de ellas ubicada en las instalaciones de la AMC que contó con numeroso público y una secuencia de ponencias científicas de gran impacto. Una productiva colaboración con la Universidad de Málaga en la que se ofrecieron 10 intervenciones agrupadas bajo el título “Ciencia en pequeñas dosis”.

El Profesor Dr. Jorge Macías, del Grupo EDANYA, interviene en la sesión científica de LA NOCHE DE LOS INVESTIGADORES celebrada en la sede de la AMC

Con la vista puesta en el curso que acabamos de inaugurar hemos seleccionado como objetivo troncal “dar a conocer nuestra rica historia y su patrimonio cultural y científico”. Una historia llena de personas cabales entregadas a la ciencia y a la divulgación del conocimiento, desde la más estricta independencia y dirigida al bien común, teniendo como norte el rigor de sus planteamientos y la excelencia. La convergencia de ciencia y humanidades, y los consiguientes desarrollos tecnológicos, es un hecho que, en la actualidad, está impulsando nuevos avances en el conocimiento con importantes retornos para la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos. La AMC, consciente de esta realidad, ha adecuado su estructura organizativa para dar mejor cabida a las iniciativas que surjan en este nuevo escenario.

Con el conocimiento de las Ciencias y su divulgación tratamos de crear lazos con el tejido social para contribuir a construir, entre todos, una sociedad más libre, más culta, más avanzada, más solidaria, más amable,  y más respetuosa con la dignidad del ser humano y las diversas opciones vitales o intelectuales que, desde el discernimiento, cada persona o colectivo escoge, siempre que respeten los derechos de los demás.

Una Academia, en el siglo XXI, ha de estar interrelacionada con el medio social y cultural y servir a las personas, a la libertad, a la verdad y al progreso. Todo esto es lo que viene haciendo desde hace ciento cincuenta años, la institución que se creó con el nombre de Sociedad Malagueña de Ciencias Físicas y Naturales.

2 comentarios en “SMC/AMC: UN CAMINO CON 150 AÑOS DE HISTORIA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s