La verdadera historia de un Bando. Hace 212 años

Manuel Checa Olmedo
Academia Malagueña de Ciencias

Era el lunes 2 de mayo del año 1808. A primeras horas de la mañana comenzó a correr por Madrid la noticia de que los franceses se llevaban al infante Don Francisco de Paula, un jovencito de 14 años, único miembro de la familia real que aun permanecía en España. Los demás, con Carlos IV y Fernando VII, estaban ya en Bayona, puestos voluntaria y neciamente en manos del dictador galo Bonaparte.

02
 Diseño de la lápida que se quiso colocar en Málaga para recordar a las víctimas del 2 de mayo en Madrid. Archivo Catedral de Málaga

Los madrileños, a medida que iban conociendo la noticia,  comenzaron a concentrarse ante el Palacio Real. Para acabar con el gran tumulto que se originó, las tropas francesas al mando de Murat comenzaron a disparar contra el pueblo. Y el pueblo reaccionó con cuanto tuvo a mano, junto a unas pocas fuerzas militares al mando de dos jóvenes capitanes de Artillería y un teniente de Infantería: Daoíz, Velarde y Ruiz Mendoza, que defendieron el cuartel de Monteleón. Goya inmortalizó una simbólica escena de aquel levantamiento con su magistral obra “La lucha con los mamelucos”. Fue el primer acto sangriento de la Guerra de la Independencia.

En la misma tarde de aquel ya lejano 2 de mayo de 1808, Juan Pérez Villamil, Director de la Real Academia de la Historia y Auditor General del Almirantazgo, se encontraba en su finca de Móstoles, a tres leguas de Madrid, cuando recibió la visita de Esteban Fernández de León, Intendente del Ejército, que le informó de la sangrienta represión que acababa de presenciar en Madrid. Tras oír el relato, Villamil y su amigo se reunieron de inmediato con los alcaldes de Móstoles. En aquella época los pueblos tenían dos: uno por la clase hidalga y otro por la pechera. Sus nombres eran Andrés Torrejón y Simón Hernández.

03
Los desastres de la guerra. Goya

Y en presencia de ambos Villamil dictó un bando al escribano municipal Manuel del Valle, para que fuera transmitido de inmediato. A las siete de la tarde el postillón andaluz Pedro Serrano salió hacia Talavera de la Reina llevando dicho parte, firmado por los Alcaldes de Móstoles, y de esta forma fue circulado de pueblo en pueblo por Extremadura y Andalucía occidental, en las que no había tropas galas. El objetivo era que el ejército acudiese en defensa de Madrid y que el bando llegase a Cádiz, puerta de América.

Esta historia fue publicada por vez primera en Zaragoza el año 1964 por el investigador José Montero Alonso, y la única copia conocida de este famoso bando fue localizada en el año 1886 en un pequeño pueblo de la sierra norte de Huelva, Cumbres de San Bartolomé, en cuyo Archivo se conserva hoy.

Con este relato se perfecciona y completa un texto que la inmensa mayoría de los que peinamos canas aprendimos en el colegio y que decía: La patria está en peligro. Madrid perece bajo la perfidia francesa. Españoles: ¡acudid a salvarla!

Así se inició una guerra atroz, mucho más atroz por parte y parte de lo que habían sido las anteriores. Francia no logró anexionarse España, a la que quiso descoyuntar, y apropiarse así de los territorios hispanos en América. Pero lo que no lograron los franceses lo consiguió nuestra aliada Inglaterra, que formó a destacados mandos españoles para que erigidos en “libertadores” sublevaran nuestros dominios y así quedarse con el gran mercado que constituía la América del Sur.

3 Un fragmento del único original conservado del Bando de los Alcaldes de Móstoles. Ayuntamiento de Cumbres de San Bartolomé.
Un fragmento del único original conservado del Bando de los Alcaldes de Móstoles. Ayuntamiento de Cumbres de San Bartolomé.

Lo peor de la Guerra de la Independencia fue la exacerbación del odio entre los propios españoles. Fervientes partidarios unos de la tradición, ardientes defensores otros de la renovación. Las dos “Españas” frente a frente, y frente a los invasores. Una auténtica hecatombe.

Tras seis años de tragedia se cumplió el vaticinio de José Bonaparte, el rey intruso. Lo tuvo muy claro al escribirle al que muchos han considerado el Hitler del siglo XIX, es decir a su hermano el dictador, las siguientes palabras: Sire, estáis en un error: vuestra gloria se hundirá en España. Y así fue, pero para nuestra Nación el triunfo, que fue una epopeya, constituyó una auténtica hecatombe. Y tras él vinieron sesenta años de sangrienta lucha entre españoles, que no terminó hasta que el gran Cánovas logró establecer la democracia que entonces era posible. Pero, no debo distraerme hoy con otras disquisiciones.

Quedémonos  con el verdadero bando de los Alcaldes de Móstoles, en recuerdo y homenaje a aquellos españoles que hoy hace 212 años comenzaron a luchar por una España mejor, libre e independiente.

Señores Justicias de los pueblos a quienes se presentase este oficio de mí, el Alcalde de Móstoles: 

Es notorio que los franceses apostados en las cercanías de Madrid y dentro de la Corte, han tomado la ofensa sobre este pueblo capital y las tropas españolas; por manera que en Madrid está corriendo a esta hora mucha sangre; como Españoles es necesario que muramos por el Rey y por la Patria, armándonos contra unos pérfidos que so color de amistad y alianza nos quieren imponer un pesado yugo, después de haberse apoderado de la Augusta persona del Rey; procedamos, pues, a tomar las activas providencias para escarmentar tanta perfidia, acudiendo en socorro de Madrid y demás pueblos y alentándonos, pues no hay fuerzas que prevalezcan contra quien es leal y valiente, como los Españoles lo son. 

Dios guarde a usted muchos años.
Móstoles, dos de mayo de mil ochocientos ocho.
Andrés Torrejón–Simón Hernández

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s