Dr. Hugo Galera Davidson: impulsor decisivo de la Anatomía Patológica en España

Alfredo Matilla Vicente*
Academia Malagueña de Ciencias

El pasado viernes, 24 de abril del 2020, falleció en Sevilla el Prof. Hugo Galera Davidson. Como le gustaba decir, no pudo escoger su lugar de nacimiento, pero si eligió Sevilla para vivir hasta sus últimos momentos. Esta admiración por Sevilla no le impidió conservar su claro acento canario y su amor por la Isla de Tenerife y por sus raíces almerienses. Como muestra de ello, siempre procuró pasar sus vacaciones estivales en la playa de su infancia (El Médano, Granadilla) y en el pueblo de sus ancestros paternos (Sorbas, Almería).

En el ámbito profesional, atendió la llamada de la Universidad de La Laguna, cuando se creó la Facultad de Medicina en 1969, para desempeñar el puesto de profesor de Histología y Anatomía Patológica y el cargo de secretario de la Facultad. Muchos años más tarde (1994), siendo presidente de la Sociedad Española de Anatomía Patológica (SEAP), organizó el Congreso Nacional de la especialidad en la isla de Tenerife (Playa de las Américas). En dicha reunión pronunció un muy comentado discurso titulado “Necesarias reflexiones”, sobre cómo tenían que adaptarse los patólogos a las nuevas situaciones sociales y modernas tecnologías.

WhatsApp Image 2020-04-28 at 18.10.03

El Dr. Galera realizó los estudios de Medicina en las Universidades de Granada y Madrid. Tras su finalización comenzó a asistir al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (Instituto Cajal) con el Prof. Fernando de Castro, y los Dres. Antonio Pedro Rodríguez Pérez y Vicente Jabonero Sánchez, para aproximarse al acervo cultural y científico de la escuela histológica española, llevando a cabo su tesis doctoral sobre inervación del plexo mientérico (en el contexto de las discusiónes de las teorías “reticularista” y “neuronista”, postuladas por Golgi y Cajal, respectivamente). Paralelamente, asistía a la Clínica de la Concepción de la Fundación Jiménez Díaz, para realizar la especialidad de Anatomía Patológica, bajo la dirección de los Dres. Manuel Morales Pleguezuelo y Horacio Oliva Aldámiz, maestros con los que siempre mantuvo cariño y amistad.

A propuesta del Prof. Luis Zamorano, es nombrado profesor adjunto de Histología y Anatomía Patológica de la Universidad de Salamanca (1964). En esta etapa obtiene la beca Fullbright (1966-1967) para ampliación de estudios en el Instituto Mallory de Boston (EEUU), con el Prof. Robbins, y complementa su formación con estancias cortas (1969) en el “London Hospital” de la Universidad de Londres, con el Prof. Doniach, y en el Hospital Universitario de Heidelberg (1970), donde, bajo la dirección del Prof. Rossner, se introduce en la microscopía electrónica. A su regreso a Salamanca e imbuido por los nuevos conceptos de la patología anglosajona, comienza a desarrollar, con la intensidad y pasión que le caracteriza, la patología quirúrgica diagnóstica, a participar en las sesiones anatomoclínicas periódicas del hospital y a poner en marcha el servicio de microscopía electrónica. Su escapada a la Universidad de La Laguna, con su alumno recién licenciado el Dr. Alfredo Matilla, dejo un profundo vacío en la cátedra y hospital clínico de Salamanca, donde también representó una “entrada de aire fresco en un ambiente docente-asistencial rancio”.

WhatsApp Image 2020-04-28 at 17.46.05

Con el cambio de la organización de la estructura universitaria en España, el profesor Galera pronto obtiene -por oposición nacional- la Agregaduría de Histología y Anatomía Patológica en la Universidad de Granada. De su paso por Granada gustaba recordar, especialmente, las prolongadas charlas nocturnas de café con el Prof. Ortiz Picón, uno de los discípulos de Pío del Río Hortega y profesor universitario con marcada personalidad, que logró superar los años difíciles de la postguerra y alcanzar al final la cátedra de Histología y Anatomía Patológica de la Facultad de Medicina de Granada.

En definitiva, el Dr. Galera perteneció a esa generación de médicos y científicos que, tras una formación en ambientes hospitalarios y universitarios de primera línea mundial, regresan a España y comienzan a elevar de modo significativo el nivel científico y asistencial del país.

En el año 1973, obtiene por traslado la plaza de catedrático de Histología y Anatomía Patológica de la Universidad de Sevilla y, al año siguiente, a propósito de la apertura del nuevo hospital de la Macarena (Hospital Universitario Virgen Macarena), reúne un grupo de colaboradores muy puntero, con inclusión de especialistas en microscopía electrónica y citogenética, especialidad esta última muy poco desarrollada en nuestro país.

Desde entonces y hasta su jubilación ha desempeñado diversos cargos: académicos (vicedecanato de la Facultad de Medicina, dirección de la Escuela de Diplomados en Enfermería), representativos (presidente de la real Academia de Medicina y Cirugía de Sevilla) y asistenciales (jefe de departamento de Anatomía Patológica del Hospital Universitario Virgen Macarena, director del Centro Regional de Oncología). Bajo su dirección se han formado catedráticos y profesores titulares de Biología, Histología y Anatomía Patológica y numerosos especialistas de Anatomía Patológica.

Sus líneas principales de investigación fueron la inducción de tumores del tiroides en modelos animales, el estudio experimental de la coagulación intravascular y la citometría estática aplicada al diagnóstico histológico y citológico de las enfermedades tumorales del tiroides. Su legado recoge más de 300 publicaciones, varias monografías y capítulos de libros científicos y más de 300 conferencias, sobre temas relacionados con la medicina, historia y vida social. Además, ha participado en numerosos congresos y reuniones científicas nacionales e internacionales, ha sido director de más de 100 tesis doctorales, presidente del comité organizador de tres congresos nacionales (Anatomía Patológica, Citopatología y Oncología) y miembro de distintos órganos de gestión y de asociaciones culturales, entre ellas consejos editoriales de revistas médica (Histopathology, Acta Cytologica, Analytical and Quantitative Cytology and Histology, Revista Española de Patología), Asociación Cultural Hispano-Norteamericana, Sociedad Española de Historia Natural y Sociedad Arthur Purdy Stout de Patólogos Quirúrgicos.

WhatsApp Image 2020-04-28 at 17.45.48

Una de las facetas más relevantes de su vida académica ha sido su interés por la formación de especialistas en Patología. Desde su llegada a Sevilla fueron numerosos los cursos de patología dirigidos cristalizando todos ellos en el “Curso de Patología Oncológica”, que en conjunción con el Prof. Prat (Hospital de San Pablo), se ha realizado, alternativamente en Sevilla y Barcelona, durante XIII ediciones consecutivas y que, por su calidad y continuidad, gozaron de notable aceptación en todo el ámbito ibérico.

Es imposible plasmar en esta breve nota toda su actividad y su personalidad, pero si quisiéramos resaltar dos hechos significativos, que dan idea de su inquietud, constancia, capacidad de trabajo y laboriosidad:

-El Dr. Galera dirigió durante los años 1975-1989 el Centro Regional de Oncología “Duques del Infantado” de la Asociación Española de Lucha contra el Cáncer (AECC), desarrollando allí la Oncología médica, quirúrgica y radioterapética con tal intensidad y buen hacer que, en poco tiempo, el “Centro” se transformó en el hospital oncológico de referencia más importante de Andalucía y Extremadura.

-Durante dos periodos consecutivos (1991-1995) fue presidente de la SEAP y, en esta etapa, apuntó tres objetivos, que se han venido desarrollando a lo largo de todos estos años: 1) modernización de los estatutos de la sociedad, para su transformación en una corporación democrática moderna y pujante; 2) estímulos para elevar la consideración social del patólogo por el trabajo que realiza, y 3) integración de la Citopatología como parte de la disciplina y del ejercicio de la Anatomía Patológica. Su especial interés por esta rama quedó plasmado en su estrecha colaboración con los Dres. Wied y Bibbo de la universidad de Chicago y con la participación en cuatro ediciones consecutivas del compendio de Citopatología “Comprehensive Cytopathology”, con el capítulo de “FNA of the thyroid”.

El interés y la dedicación del Prof. Galera no se limitó exclusivamente al ámbito académico y profesional de la Patología, fue un gran entusiasta del deporte de la vela, y del fútbol. Con ellos, solía repetir, “encontraba el descanso necesario”. Su reconocimiento social dentro de la ciudad de Sevilla, además de por su prestigio universitario y profesional, lo alcanzó merced a su faceta de empresario, con la transformación de un antiguo hospital de la Cruz Roja en un centro moderno en la vanguardia del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares y oncológicas. No podemos olvidar en esta breve reseña su etapa de presidente del Betis Balompié, que con empeño y constancia logró subirlo a primera división, y también su lucha posterior por esclarecer la situación en que se llevó a cabo la transformación del Club.

Entre las múltiples consideraciones, distinciones y premios recibidos destacan los títulos de Académico de número de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Sevilla y de Académico correspondiente de las Reales Academias Malagueña de Ciencias y de Ciencias, Bellas Artes y Buenas Letra Luis Vélez de Guevara (Écija, Sevilla), “Fellow” de la Academia Internacional de Citología (Estados Unidos), “Fellow” del Real Colegio de Patólogos (Reino Unido), Premio Ramón y Cajal de la SEAP, Colegiado de Honor del Real e Ilustre Colegio Oficial de Medicina de Sevilla, Medalla de Oro de la Ciudad de Sevilla, Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio del Ministerio de Educación y Medalla al Mérito Aeronáutico (Distintivo Blanco, Primera Clase). Fue presidente de la Sociedad Andaluza de Cancerología, vicepresidente de la Sociedad Española de Oncología, presidente de la SEAP y presidente de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Sevilla.

Desde la emoción que nos embarga en estos momentos, como entrañable maestro, mentor y amigo agradecido, y después de haber compartido trabajo, inquietudes, ilusiones y desencantos, sólo me queda desearle un merecido eterno descanso.

*Alfredo Matilla Vicente
Catedrático de la Universidad de Málaga
Ex-presidente de la Sociedad Española de Anatomía Patológica y División Española de la Academia Internacional de Patología (1995-1997)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s