El viaje de Boissier por Andalucía

Alfredo Asensi Marfil y Blanca Díez Garretas
Academia Malagueña de Ciencias

Cuando se hace referencia a los fondos históricos y valiosos de la biblioteca de la actual Academia Malagueña de Ciencias es raro que no se mencione uno de nuestros volúmenes más importantes: el Voyage botanique dans lemidi de l´Espagne pendant l´annèe 1837, publicado en París entre 1839 y 1845 por Gide et Cie. Consta de 22 fascículos (agrupados en 2 volúmenes) y cuyo autor es Charles Edmond Boissier que tuvo una amistosa y fructífera relación con dos botánicos malagueños: Félix Hänseler y Pablo Prolongo.

IBD 025
Charles Edmond Boissier

El libro se estructura en tres partes, en la primera, “Narración y geografía botánica” el autor describe el viaje y nos relata cuanto veía y ocurría a su paso (paisajes, pueblos, ciudades, habitantes, anécdotas, costumbres y sucesos). Es la narración menos conocida. En la segunda, “Enumeración de plantas del Reino de Granada” hace una descripción en latín de las especies y variedades, acompañada de observaciones taxonómicas, ecológicas y fitogeográficas de cada una, y la tercera, es la más vistosa y conocida, el “Atlas” con 181 dibujos de las plantas más significativas. Al final, la obra incorpora un cuadro sinóptico de las plantas y alturas a las que se encuentran.

La gran mayoría de los dibujos fueron en blanco y negro, pero en algunos fascículos, puestos a la venta, fueron cuidadosamente coloreados ocupándose de ello Jean-Christophe Kumpfer que firmaba sus trabajos con el nombre de Heyland, del que Boissier hace el siguiente elogio: “hábil pintor de historia natural que trabajaba bajo mi dirección, reproduciendo mis especies nuevas o poco conocidas. Gracias a la buena conservación de mis muestras, a las notas que había tomado in situ en cuanto a porte y color, y sobre todo al sentimiento profundo de la naturaleza que caracteriza a este distinguido artista, estas figuras han podido alcanzar una perfección extraordinaria,aunque se hayan realizado a partir de unas plantas secas…”.

Fig. 2
Dibujos coloreados por Jean-Christophe Kumpfer

En el capítulo de agradecimientos dice: “Citaré primero a los señores Hänseler y Prolongo de Málaga, a quienes conocerán en esta obra y a la cual han contribuido fuertemente con sus comunicaciones; con ardor y perseverancia, dignos de los más grandes elogios, han accedido a mi petición de emprender, durante los dos años que siguieron a mi viaje, unas fatigosas excursiones, a menudo de larga duración, para completar la flora tan interesante de las provincias de Málaga y Ronda donde descubrieron muchas especies que yo no había observado”.

Boissier llega al Reino de Granada, una vez visitadas Barcelona y Valencia, entrando, en barco, por la costa de Motril y lo hace ilusionado por lo desconocido de la flora del territorio y el tipismo andaluz. Después de Motril, continua por Almuñécar, Nerja y Vélez-Málaga donde se aloja en la Posada de Ventura. Visita la ciudad, los alrededores y, al día siguiente, continua su viaje a Málaga, alojándose en la Fonda de la Esperanza, “uno de los mejores hoteles de España”.

El 11 de mayo sale de Málaga y tras pasar por el Valle del Guadalhorce sube a la Sierra de Mijas. Desde allí parte hacia Estepona, para subir a la Sierra Bermeja, en busca de una especie de pino o abeto del cual había visto una rama sin piña en el herbario de Hänseler. De Estepona viaja a Ronda, donde pasa varios días, asiste a la Feria y se aloja en la casa de un “honrado escribano” que alquilaba los “apartamentos de su casa durante los días de Feria”. Nos describe con todo detalle una corrida de toros. Visita Gibraltar y de esta plaza vuelve a Málaga donde descansa unos días.

Su viaje a Granada lo proyecta con la intención de atravesar la sierra Tejeda, esto le hace herborizar un buen número de especies nuevas y describir ampliamente el territorio de la Axarquía.

Detrás de los picos más altos de Sierra Tejeda divisa, por fin, Granada y Sierra Nevada. A finales de junio, desde Alhama de Granada, llega a Granada (la “Ciudad de sus sueños”). Se aloja en la Fonda del Comercio situada en la plaza del Teatro. Visita la Ciudad y queda extasiado con la Alhambra, de la que hace una cumplida y bellísima descripción. Tras unos días de descanso emprende el primero de sus viajes a Sierra Nevada, la subida hasta el Veleta, que le permite hacerse una idea de la vegetación de la montaña y del conjunto de sierras que desde allí se divisan (Tejeda, de las Nieves, Gádor, costas de África). Tras 16 días de intenso trabajo vuelve a Granada. El 23 de julio inicia el segundo viaje a Sierra Nevada con el objetivo de subir al Mulhacén y bajar a las Alpujarras, recorrer el litoral de Almería y visitar la sierra de Gádor. Después de este recorrido retorna de nuevo a Granada. Su tercer y último viaje a Sierra Nevada tuvo por finalidad recolectar semillas y plantas de floración tardía, trabajo que finalizó a primeros de septiembre. Desde Granada se dirigió de nuevo a Málaga trabajando intensamente en la Serranía de Ronda con los mencionados Hänseler y Prolongo. Visitan, a finales de septiembre, la Sierra de la Nieve y suben por Tolox encontrando piñas de pinsapo, lo que disipó sus dudas sobre si se trataba o no de una especie nueva de abeto, dominándola Abies pinsapo. Finalmente, a principios de octubre, parte hacia Cádiz (vía Gibraltar) y de allí a Sevilla y Madrid, de regreso a su país.

La Academia Malagueña de Ciencias tiene en su biblioteca un ejemplar completo, de los pocos que fueron coloreados, del Voyage botanique dans le midi de l´Espagne pendant l´annèe 1837 y que presenta la peculiaridad de estar dedicado por Boissier a su “amigo” Pablo Prolongo, como así consta en el envío del fascículo 1.

Fig. 3
Ejemplar dedicado por Boissier a su “amigo” Pablo Prolongo

Merece esta obra ser apreciada, con todo el respeto que se merece, la parte correspondiente a Enumeración de plantas del Reino de Granada donde se encuentra la verdadera esencia de la ciencia botánica que tanto ha servido y sirve a los que nos dedicamos al estudio y transmisión de la Botánica. El “Atlas” y sus iconos son una verdadera obra de arte. Llama la atención la perfección de sus colores y es obligado leer, si desea conocer la geografía, usos, costumbres, etc., de Andalucía la “Narración y geografía botánica”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s