Del cierre del Museo Oceanográfico (1955) a la Casa de la Ciencia de Málaga

Juan Antonio Camiñas Hernández
Académico de Número de la Academia Malagueña de Ciencias

El Presidente de la Academia Malagueña de Ciencias (AMC), Dr. Fernando Orellana Ramos, insertaba en Diario Sur el pasado viernes 4 de Enero, una razonada “Carta a los Reyes Magos” proponiendo un ilusionante proyecto consistente en crear una Casa de la Ciencia en el centro de Málaga. Esta breve reflexión trata de dar fuerza a la idea de que “más Ciencia es más Cultura” al tiempo que destaca la necesidad de que los gestores de las entidades públicas atiendan la voz de la Ciencia malagueña, y más particularmente una de sus voces más prestigiosas y autorizadas como es la del Presidente de la AMC.

La carta del Presidente Orellana me ha hecho recordar aquellos viejos tiempos, a comienzos del siglo XX, en los que la Ciencia era parte de la variada y destacada actividad cultural de Málaga que disfrutó del apoyo de personas notables, instituciones locales, provinciales y nacionales, y cuya atención ahora reclamamos. No es propio de estos tiempos, en los que se invoca con tanta frecuencia la importancia de la Ciencia para el desarrollo de la Sociedad, tener que esperar otro siglo para que tenga el reconocimiento público que merece y el apoyo necesario de las instituciones y entidades malagueñas. La Casa de la Ciencia debe contar, al menos, con el apoyo entusiasta de la Sociedad malagueña que en su tiempo tuvo el Acuario y Museo Oceanográfico de Málaga.

Me viene a la memoria algo que escribí en su día, allá por el año 2000, en el suplemento sobre la Historia del Siglo XX en Málaga que el Diario Sur dedicó al oceanógrafo Odón de Buen y al Laboratorio, Museo Oceanográfico y Acuario, en el que mencionaba el hecho histórico de la colocación de la primera piedra del edificio del Laboratorio Oceanográfico de Málaga en el año 1929. Ese emblemático edificio que el Profesor Odón de Buen creara para Málaga y que hoy en día es fácil de reconocer en el Paseo de la Farola de la capital y que es la sede de la Comandancia Militar de Marina. Un merecido y justo reconocimiento a la Oceanografía como parte de la Historia de Málaga.

interior museo oceanografico
Interior del Museo Oceanográfico

El edificio que albergó el Museo Oceanográfico de Málaga fue una creación que persiguió con ahínco el fundador del Instituto Español de Oceanografía, Profesor Odón de Buen, del mismo modo que ahora hace el Presidente de la Academia Malagueña de Ciencias con la propuesta de la Casa de la Ciencias y el Museo de la Ciencia. Dice el propio Odón de Buen en sus Memorias: “Fue mi obsesión muchos años…. veinte años, por lo menos, necesité de trabajo constante. Aprovechaba todas las circunstancias favorables que se me presentaban para interesar a Málaga, al Gobierno, a los partidos políticos… y en Madrid multiplicaba mi excitación en las más altas esferas del Gobierno, y de un Ministro amigo obtenía una orden ministerial o una Real Orden favorable al proyecto y de un diputado halagüeñas recomendaciones entusiastas cerca de las “fuerzas vivas” de la ciudad, y poco a poco, pero firmemente, tomó cuerpo el proyecto….” (J. Corral, 2005. Notas sobre la historia del Palacio del Mar (Laboratorio Oceanográfico) de Málaga).

Hay que señalar que uno de los elementos fundamentales para que este proyecto culminara con éxito y fuera parte íntegra de la ciudad fue la constitución del Patronato del Edificio del Acuario y Museo Oceanográfico. Ese Patronato se constituye el siete de marzo de 1936 y eran sus miembros: el Alcalde de Málaga, el Presidente de la Diputación Provincial, el Presidente de la Junta de Obras del Puerto y el Ingeniero Jefe, el Comandante Militar de Marina, el Ingeniero Jefe de Obras Públicas de la Provincia, los presidentes de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación, de la Sociedad Económica de Amigos del País y de la Sociedad de Ciencias, el Director del Instituto de Segunda Enseñanza y el Jefe de Sanidad del Puerto. Es decir, las entidades influyentes en la Sociedad malagueña, un modelo de Patronato que es perfectamente transferible a los tiempos actuales.

La relación entre la Sociedad Malagueña de Ciencias Físicas y Naturales predecesora de la AMC y el Laboratorio, Museo y Acuario Oceanográfico de Málaga fue muy estrecha. Entre otros miembros sobresalientes de ambas instituciones destaca Manuel Loro y Pérez del Pulgar que ingresaba en el año 1916 en la Sociedad de Ciencias, facilitando así el desarrollo científico del Museo de la Sociedad. Fue el responsable del Museo y Acuario del Laboratorio Oceanográfico de Málaga y su primer Director (Boletín de la Real Sociedad de Historia Natural. Tomo XV. 1915).

El interés público e institucional por contar con una Acuario y Museo Oceanográfico a principios del siglo XX era notorio y recuerdo haber revisado los documentos de su creación, así como las actas del Patronato y los registros de las visitas anuales que se producían en el Museo y Acuario Oceanográfico, de los que se concluye que la actividad e impacto del proyecto ha sido de gran relevancia para la ciudad y la provincia. Hoy también creemos que es de interés público y de las instituciones y sus representantes, formar un Patronato entre todas las entidades interesadas por el fomento y divulgación de la Ciencia, y así aunar esfuerzos para constituir una Casa de la Ciencia en Málaga, que contemple un Museo de la Ciencia, y que contribuya al exitoso modelo de ciudad con importantes infraestructuras museísticas, lo que facilitaría el desarrollo de encuentros científicos y otros eventos culturales de toda naturaleza, de manera que se pudiera incluir definitivamente a la Ciencia en el panorama cultural malagueño.

Solamente del interés que surja de las instituciones públicas, y en particular de las personas que las gestionan, puede emerger el apoyo a la constitución de estructuras, centros, asociaciones, museos, etc., que permitan promover el conocimiento, divulgación y disfrute de la Ciencia. Solamente contando con una Casa de la Ciencia podrá Málaga desechar definitivamente ese miedo a explicar sin especular, demostrar sin ser tendencioso, alimentar y alentar el conocimiento para el progreso de la Sociedad y el bienestar de las personas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s